Los debates: control y saber estar (1)

Si para hablar en público, tenemos que preparar nuestra intervención…no digamos cuanto tengamos delante alguien que va a venir preparado a defender sus posiciones. Además de defender una idea o postura, va a haber otras opiniones tan legítimas y tan preparadas como las nuestras.

Cuida tu actitud y comportamiento

Estando clara la importancia de los argumentos, cuidemos nuestro comportamiento o actitud. Es decir defender nuestros derechos, ideas y posiciones, en un entorno de respeto a los de los demás. Y ello es compatible con saber decir “no”, cambiar de opinión, exigir o reclamar lo que en justicia se nos debe y no aceptar imposiciones. Es firmeza y serenidad, energía y educación.

Las críticas hay que hacerlas con elegancia y sutileza, para que la audiencia saque sus propias conclusiones. Mejor si son positivas, de futuro y planteando soluciones. Como la cantidad de sal en las ensaladas, las críticas deben ser las justas. Si nos pasamos hay que tirar el plato a la basura.

El público ya sacará sus propias conclusiones. El objetivo es que el público comparta los sentimientos, pero que vea que la mente guía al corazón. La tranquilidad estudiada es un arma poderosa.

 

GuardarGuardarGuardarGuardar

Anuncios

La demanda de acción

CASTELLANO | EUSKARA

La demanda de acción

Al discurso persuasivo lo define la llamada a la acción. Una acción bien planteada, es un buen remate de la faena. Si vamos a pedir a la audiencia que haga algo, ¿Qué podemos decir sobre la acción?:

  • Que sea posible, real y concreta. Que se puedan medir los resultados. Que esté al alcance de la audiencia. Qué tenga fecha,…
  • Conecta la acción con los beneficios, ventajas oportunidades
  • Exponerla con claridad y fuerza especial
  • Una vez expuesta en la parte final de la intervención, no volver a razonar. Quita credibilidad y distancia al público.
  • Si son varias acciones, proponerlas de una en una, evitando la confusión.

la persuasión (3)

CASTELLANO | EUSKARA

La secuencia motivadora

Hablar de problemas, el victimismo, “la culpa es de…” no es rentable en comunicación. Hacerlo de soluciones, propuestas, alternativas,…si lo es. Una parte del discurso debe buscar el ir despertando el deseo, siempre creciente, de realizar la acción propuesta. La misma no se dirá de entrada a modo de tesis, sino que vendrá como parte final del discurso, una vez se haya motivado, dadas las razones suficientes y removidos los obstáculos que se podrían encontrar. También puede resultar útil advertir del peligro de lo que pueden perder o dejar de ganar si no actúan. ¿Cómo lo vamos a ordenar?

motivadores-01

Demostrar la necesidad. Situación actual. Presentar el problema con ejemplos, datos,… Captar la atención y despertar el interés. ¿Cómo afecta al auditorio? Hacerlo de forma breve, y sin identificarse emocionalmente.

Satisfacer la necesidad. Presentar la solución o la alternativa. Visualizar los resultados. Demostrar los beneficios que se conseguirán. Destacar la vertiente positiva. Implicar personalmente. Intensificar el deseo. Ser más fértiles en esta parte. Dedicarle mucho más tiempo. Gastar todos los cartuchos en ella.

Solicitar acción o adhesión de forma resuelta y decidida. Convencer de su conveniencia. Reforzar la motivación. Usar la emoción para motivar. Apelar a los principios, valores, experiencias,…..Mencionar un último beneficio.

la persuasión (2)

CASTELLANO | EUSKARA

Cuestiones a tener en cuenta

 ¿Qué acción quiero proponer?

¿Qué quiero que haga el público? 

¿Qué objeciones me pueden plantear? 

¿En qué razón o argumento se apoya mi demanda de acción? 

¿Tengo hechos o evidencias basados en mi experiencia concreta? 

¿Por qué va a interesar lo que propongo? 

¿Podemos visualizar los resultados? 

¿Qué beneficio obtendrá quién realice lo propuesto? 

¿Cómo voy a formular la acción?

¿Qué imprevistos pueden surgir?

luther

la persuasión (1)

CASTELLANO | EUSKARA

“¿en alguna ocasión nuestro objetivo es espantar o ponerle en contra al público?”

La comunicación en gran medida es persuasión. Siempre tenemos echada la caña de pescar. A veces vamos a informar, entretener, sensibilizar,….y de manera indirecta o sutil la persuasión está presente. Los discursos persuasivos están diseñados para cambiar las creencias del público o para motivar a los públicos a la acción. El discurso persuasivo pretende hacer creer algo o mover a alguien a realizar una acción.
Por ello, en este apartado vamos a hacer mención específica a la persuasión que pretende incitar a la acción. No se trata sólo de convencer, empatizar, qué estén conmigo,…Se trata de que hagan algo y pasen a la acción. Mejor invitar que tratar de arrastrar o empujar, porque nos puede alejar de las personas. Invita sin coacción, ofreciendo libertad absoluta para que vengan o hagan lo que pedimos o sigan otro camino.

Lo racional más lo emocional

En general lo que queremos es sumar, generar adhesiones y apoyos, que se reciban bien nuestras ideas,…es decir tenemos siempre la caña dispuesta para pescar. En mayor o menor medida general casi todas las intervenciones tienen un objetivo persuasivo. A veces para pasar directamente a la acción, otras para ir sembrando, hacer reflexionar, sensibilizar…..
En este caso vamos a centrarnos en quién, además de dar información y exponer ideas trata de sensibilizar para arrancar una acción. Se trata de provocar reacciones racionales (cerebro) y afectivas-emocionales (corazón), a un mismo tiempo. Razón y afectividad deben estar unidas en el discurso.

maya

Y mucho cuidado con decir “Vengo a convencerles,…” “Quiero persuadirles,…” “Es un error lo que pensáis,….” “Os estáis equivocando,…..” “Yo-vosotros,…….

Próximos cursos abiertos

CASTELLANO | EUSKARA

Cursos de hablar en público

cursos
Para más información y también inscripción: Manu Marañon manu@manumaranon.com 650470251

Hablar en público con eficacia

Uno de los grandes retos de los/as profesionales, es la comunicación oral y las presentaciones en público. Nos toca persuadir, informar, confrontar, negociar, escuchar, preguntar…Es una habilidad muy valorada. Cualquiera puede conseguir hacerlo con eficacia.

Objetivos

  • Simplificar el mensaje, la estructura, el lenguaje, la puesta en escena,…para amplificar el impacto
  • Mayor claridad, sencillez, brevedad
  • Aumentar la energía, los registros de la voz, la chispa y vitalidad
  • Destacar la vertiente emocional junto a la racional
  • Aumentar la autoestima y confianza
  • Adquirir y ofrecer una imagen de dominio de la situación, seguridad y aplomo

Contenidos

  • Los nervios y el miedo escénico. ¿Es natural sentirlos? ¿Sirven? ¿Cómo controlarlos?
  • La puesta en escena. La postura. El lenguaje corporal y la voz: La importancia del “cómo”. Velocidad, pausas, respiración. Gestos, manos y mirada. La naturalidad
  • El gran secreto de la preparación. La adecuación: Tema, objetivo, auditorio. El mensaje: acción más beneficios
  • La estructura. Coherencia y cohesión: Elaboración de esquemas.
  • El lienzo de la selección. Cerrar el círculo: saber, creer, sentir, hacer.
  • El equilibrio entre lo racional y lo emocional. Del catálogo al viaje. Las historias, testimonios, anécdotas, metáforas,…

Metodología

Prácticas relacionadas con la actividad y grabadas en vídeo. Feedback. Contenidos teóricos de refuerzo y apoyo. Se entregan los videos grabados y material

La voz: cuidemos nuestra herramienta (4)

CASTELLANO | EUSKARA


Consejos útiles en el uso de la voz

Como complemento a lo comentado anteriormente en torno a la voz, os ofrezco una serie consejos que pueden ser útiles para optimizar su uso:

  • Empezar alto y fuerte, con la voz clara, denota autoridad, confianza y entusiasmo.
  • Utiliza frases cortas y limpias, facilitan la claridad en la dicción y un buen tono de voz
  • Evitar con carácter general empezar las frases con un volumen elevado e ir disminuyendo según se avanza, pues da la impresión que la parte final de las mismas carecen de importancia.
  • No ocultar los acentos locales, regionales, nacionales,….tratando de no exagerarlos, y garantizando la comprensión.
  • Precalentar los músculos de la boca minutos antes de hablar en público. Hacerlo en diferentes tonos y volúmenes. Estirar especialmente la lengua y el maxilar. Notaremos más fluidez desde el primer momento.
  • Darle descanso, permaneciendo en silencio tras haberla utilizado en público si hemos de continuar más adelante.
  • Mantener el cuerpo hidratado, bebiendo agua abundante con antelación para evitar la sequedad.
  • Mantener el micrófono siempre a la misma distancia de la boca, tras cerciorarnos de que el volumen es el adecuado.
7

La voz: cuidemos nuestra herramienta (3)

CASTELLANO | EUSKARA


Las pausas-silencios

 “El silencio es tras la palabra la segunda potencia del mundo”

Las pausas-silencios las incluimos dentro del uso eficaz de la voz. Aunque es un recurso que va más allá. Tienen sentido si son adecuadas al momento expresivo. Que no sean prolongadas, deben fluir en dosis mínimas, para no caer en la pedantería. ¿Cuál es la diferencia entre pausa y silencio? A veces se usan como palabras sinónimas. Diría que un silencio es una pausa más prolongada. En los momentos de silencio, hay que mirar al público. ¡¡No confundirlas con el lapsus!! ¿Para que sirven las pausas o silencios?

4
  • La transmisión y relación con el público, en lugar de paralizarse se intensifica
  • Ayudan a mejorar la respiración y a ralentizar la velocidad.
  • Son una excelente oportunidad para los cambios de registro en la voz.
  • Dan énfasis en medio de la frase. Refuerzan lo que decimos.
  • Rompen la monotonía generando expectación
  • Crean un mayor suspense
  • Ayudan a pensar y asimilar mejor al auditorio
  • Transmiten ideas, sentimientos, razonamientos,…
  • Dan emoción al discurso
  • Silencian el auditorio
  • Acompañan a una pregunta retórica sin respuesta
  • Ayudan a continuar después de una interrupción
  • Realzan una afirmación contundente, sin necesidad de dar un golpe sobre la mesa.
  • Preparan a escuchar con más atención las últimas palabras
  • Dan imagen de confianza, seguridad, credibilidad…

Un buen ejercicio de entrenamiento para naturalizar el uso de las pausas es utilizar frases cortas

5

Cuidado con las muletillas. Reducen la calidad de la presentación y restan credibilidad. Nos roban las pausas-silencios, y no hacen más que añadir ruido y oscuridad a la intervención. Escribirlas y tenerlas delante de nosotros en el guión o esquema, ayuda a tomar conciencia y erradicarlas de manera consciente.   A veces el orador busca en su cerebro cuál va a ser la palabra siguiente que quiere pronunciar y llena el silencio de muletillas expresivas ó sonidos como ehh, humm, mmm, …Ir preparado y con las ideas claras es uno de los mejores antídotos ante las muletillas.

La voz: Cuidemos nuestra herramienta (2)

CASTELLANO | EUSKARA


Conjugar tono, volumen y velocidad

El auditorio nos debe seguir sin esfuerzo nuestra intervención de principio a fin. Para evitar la monotonía, modificaremos y adaptaremos el tono, la velocidad y el  volumen de la voz. Una buena forma de dar viveza a la palabra consiste en jugar con el volumen, utilizando las subidas y bajadas, dentro de los límites de la audición, y con la velocidad de la expresión hablada. Enfatizar las palabras relevantes confiere autoridad y transmite confianza. Habla con entusiasmo y serás más convincente

Las posibilidades de expresión que ofrece el volumen de voz, con la utilización de todas las gamas posibles, desde el más alto al más sostenido, pueden combinarse con la velocidad y los distintos tonos y producir un buen efecto. Todas las posibles inflexiones de nuestra voz nos permiten dar sentido diferente a una frase ó a una palabra mediante el énfasis con el que la pronunciemos. Entonar bien desbloquea tu lenguaje corporal.

2

La monotonía supone la carencia de expresividad vocal, pues tono y volumen son constante, sin que haya diferencia entre palabras, ideas, frases,…Superarla requiere de práctica y entrenamiento conscientes. Es buen ejercicio, ensayar exagerando, ridiculizando, cambiando los tonos y el volumen. Con la ruptura de hábitos se adquiere una insospechada libertad de entonación. Adquirimos flexibilidad. Practica, grábate, escucha…y podrás decir lo que quieras y como quieras.

“Enfatizar no es otra cosa que subrayar lo importante, lo medular, lo que queremos que no pase desapercibido”

Cuidado con la velocidad. Más aún si tenemos algunos problemas de dicción. A la carrera es difícil transmitir un mensaje. Es preferible reducir y priorizar contenidos. Decir menos cosas con más énfasis y rotundidad. Hablar a la velocidad adecuada, con ritmo, además de facilitar la escucha, nos ayudará a pensar lo que vamos a decir con mayor claridad y exactitud. El público no debe hacer un esfuerzo añadido para entendernos. Lo tiene que tener fácil.

3

Cuidar la velocidad es compatible con los cambios de ritmo. Con velocidad adecuada, los cambios de ritmo ofrecen un buen contraste. Cambiar de ritmo ayuda a poner melodía a tus palabras. Las pausas y la hacerlo más despacio ayudan a un discurso más coherente y calmado. Disminuye tu estrés y el de la audiencia.

El entusiasmo es la pasión o emoción que se le da a la presentación. Cuando estoy convencido, creo que tengo algo valiosos que comunicar seré entusiasta. El entusiasmo atrae la atención del público y hace que las ideas se recuerden más. La señal más elocuente de entusiasmo es la expresividad vocal, es decir los contrastes de tono, volumen, velocidad.

La voz: Cuidemos nuestra herramienta (1)

CASTELLANO | EUSKARA


La entonación, el volumen, la claridad en la dicción… son elementos claves del discurso. A través de la voz, transmitimos entusiasmo, sinceridad, seguridad, dominio del tema… y todo lo contrario. La voz es esencial para la profesión de millones de personas. Nuestra voz es tan singular como nuestra huella digital. Es nuestra embajadora en el mundo exterior. Retrata nuestra personalidad y emociones.

Respirar bien, hablar mejor

Aprender a respirar para mejorar nuestra voz, es llevar aire al estómago. Y para ello es fundamental respirar. Respira, respira, respira… y comunicarás. Si queremos dar un salto cualitativo la clave es la respiración diafragmática. Requiere una práctica y entrenamiento especial. Si la voz es tu herramienta de trabajo… Para darle inflexión a la voz, subir y bajar, es preferible utilizar el diafragma y nunca la garganta.

“Si el mensaje viaja en el barco de mi voz, ella navega por el océano de mi respiración”

El diafragma es un músculo situado en la base de la caja torácica, que al expandirse y contraerse, genera un efecto de vacío, empleando la fuerza abdominal para llevar más aire a los pulmones. La respiración abdominal, que emplea el diafragma para respirar y no el pecho, es una de las técnicas respiratorias básicas que nos ayudará a mejorar nuestra respiración, nuestra salud… y nuestra  voz.

1

Lo que ocurre es que de manera natural respiramos por el pecho. Y es difícil naturalizar y utilizar habitualmente esta respiración con el diafragma. Requiere una gran práctica. Salvo que la voz sea algo esencial en nuestra profesión supone un esfuerzo y entrenamiento considerable de manera natural utilizar la respiración diafragmática. Una buena solución intermedia es la velocidad adecuada, las pausas,…y meter  aire suficiente a los pulmones.  Vamos a ser realistas y prácticos y vamos a optimizar nuestra voz con una velocidad adecuada, con pausas y respirando con normalidad. Cuanto más aire metamos a los pulmones mejor.

Naturalidad, fluidez y sosiego

Las palabras deben salir con naturalidad y a un ritmo que nos permita contactar con la audiencia sin que suenen atropelladas. Hablar rápido dificulta la comprensión. Una rapidez excesiva denota nerviosismo en el orador y crea ansiedad en la audiencia. Por el contrario, la lentitud ó parsimonia resta viveza y causa sopor. La expresión hablada debe combinar la fluidez con el sosiego, utilizando las pausas para dar énfasis a algunas frases, para mover a la reflexión o indicar un cambio de tema.

¿Conocemos nuestra propia voz? Tenemos que ser conscientes de la voz que tenemos y que podemos mejorarla. Como hemos comentado en lo relacionado con el lenguaje corporal, una buena fórmula es grabarnos y oírnos, para detectar posibles fallos y en su caso corregirlos. La mejor terapia es practicar y ensayar. La calidad de la voz es esencial.