Quien comunica es la persona

 CASTELLANO | EUSKARA


La ética y los valores

Las herramientas, las técnicas, los recursos… son de gran utilidad para comunicar con eficacia. Pero no se trata de prestidigitadores de serpientes, vendedores de humo, grandes comunicadores sin escrúpulos. Y me gustaría dejar claras unas cuestiones esenciales relacionadas con la ética y la persona. Y estas sí que son realmente a tener en cuenta. ¿A qué elementos nos referimos en concreto?

  • Compromiso
  • Credibilidad
  • Coherencia
  • Compartir
  • Claridad
  • Cercanía
  • Corazón
  • Simpatía
  • Honestidad
  • Humildad
  • Sencillez
  • Sintonía
  • Respeto
  • Entusiasmo
  • Naturalidad
  • Positivodad
  • Sentimiento
  • Confianza

“Muy por encima de las herramientas y técnicas,  está la persona, con sus valores y cualidades humanas”

Cualidades y habilidades personales

Podríamos añadir en la misma línea con lo comentado anteriormente:

  • Tener un buen rollo
  • Comprender. Empatía. Rapport
  • Sentirse uno más y estar pendiente
  • Actitud de servicio
  • Buena autoestima
  • Corazón
  • Mostrar entusiasmo y vitalidad
  • Ir preparado/a. Conocer el tema y sentir cariño hacia él.
  • Personalizar la información
  • Estar con el público en cuerpo y mente.
  • Preguntar y hacerle participar. Compartir experiencias comunes
  • Respeto
  • Ser uno mismo/a incluso con sus “defectos”
  • Dejar fluir la energía natural de nuestra personalidad
  • Convertir al público en el centro de la intervención
  • Mirarle. Leer sus reacciones
  • Transmitir sentimientos y emociones

Mucho cuidado, no te equivoques…

A veces no sirve dominar el tema, tener una voz estupenda y un gran lenguaje corporal, si  descuidamos cuestiones como:

  • Predicar una cosa y practicar otra
  • Contradicción entre lo que digo y lo que mi cuerpo expresa
  • La falta de conocimiento del tema
  • Poca claridad ó confusión de ideas
  • Actitud de lucirse y hacer ver todo lo que sé
  • No atender las características de la parte receptora
  • Escamotear información que juzgamos útil, conflictiva…
  • Prejuzgar a la otra parte
  • Actuar con timidez y miedo
  • No realizar feedback
  • No sintonizar con la otra parte. Falta de empatía
  • Mostrarse con superioridad e imposición, arrogante, soberbio, distante, paternalista…


“El verdadero orador/a es una buena persona que habla bien”

Quintiliano