La voz: cuidemos nuestra herramienta (3)

CASTELLANO | EUSKARA


Las pausas-silencios

 “El silencio es tras la palabra la segunda potencia del mundo”

Las pausas-silencios las incluimos dentro del uso eficaz de la voz. Aunque es un recurso que va más allá. Tienen sentido si son adecuadas al momento expresivo. Que no sean prolongadas, deben fluir en dosis mínimas, para no caer en la pedantería. ¿Cuál es la diferencia entre pausa y silencio? A veces se usan como palabras sinónimas. Diría que un silencio es una pausa más prolongada. En los momentos de silencio, hay que mirar al público. ¡¡No confundirlas con el lapsus!! ¿Para que sirven las pausas o silencios?

4
  • La transmisión y relación con el público, en lugar de paralizarse se intensifica
  • Ayudan a mejorar la respiración y a ralentizar la velocidad.
  • Son una excelente oportunidad para los cambios de registro en la voz.
  • Dan énfasis en medio de la frase. Refuerzan lo que decimos.
  • Rompen la monotonía generando expectación
  • Crean un mayor suspense
  • Ayudan a pensar y asimilar mejor al auditorio
  • Transmiten ideas, sentimientos, razonamientos,…
  • Dan emoción al discurso
  • Silencian el auditorio
  • Acompañan a una pregunta retórica sin respuesta
  • Ayudan a continuar después de una interrupción
  • Realzan una afirmación contundente, sin necesidad de dar un golpe sobre la mesa.
  • Preparan a escuchar con más atención las últimas palabras
  • Dan imagen de confianza, seguridad, credibilidad…

Un buen ejercicio de entrenamiento para naturalizar el uso de las pausas es utilizar frases cortas

5

Cuidado con las muletillas. Reducen la calidad de la presentación y restan credibilidad. Nos roban las pausas-silencios, y no hacen más que añadir ruido y oscuridad a la intervención. Escribirlas y tenerlas delante de nosotros en el guión o esquema, ayuda a tomar conciencia y erradicarlas de manera consciente.   A veces el orador busca en su cerebro cuál va a ser la palabra siguiente que quiere pronunciar y llena el silencio de muletillas expresivas ó sonidos como ehh, humm, mmm, …Ir preparado y con las ideas claras es uno de los mejores antídotos ante las muletillas.

Anuncios