Hablar en Público

la persuasión (3)

CASTELLANO | EUSKARA

La secuencia motivadora

Hablar de problemas, el victimismo, “la culpa es de…” no es rentable en comunicación. Hacerlo de soluciones, propuestas, alternativas,…si lo es. Una parte del discurso debe buscar el ir despertando el deseo, siempre creciente, de realizar la acción propuesta. La misma no se dirá de entrada a modo de tesis, sino que vendrá como parte final del discurso, una vez se haya motivado, dadas las razones suficientes y removidos los obstáculos que se podrían encontrar. También puede resultar útil advertir del peligro de lo que pueden perder o dejar de ganar si no actúan. ¿Cómo lo vamos a ordenar?

motivadores-01

Demostrar la necesidad. Situación actual. Presentar el problema con ejemplos, datos,… Captar la atención y despertar el interés. ¿Cómo afecta al auditorio? Hacerlo de forma breve, y sin identificarse emocionalmente.

Satisfacer la necesidad. Presentar la solución o la alternativa. Visualizar los resultados. Demostrar los beneficios que se conseguirán. Destacar la vertiente positiva. Implicar personalmente. Intensificar el deseo. Ser más fértiles en esta parte. Dedicarle mucho más tiempo. Gastar todos los cartuchos en ella.

Solicitar acción o adhesión de forma resuelta y decidida. Convencer de su conveniencia. Reforzar la motivación. Usar la emoción para motivar. Apelar a los principios, valores, experiencias,…..Mencionar un último beneficio.

Anuncios

la persuasión (2)

CASTELLANO | EUSKARA

Cuestiones a tener en cuenta

 ¿Qué acción quiero proponer?

¿Qué quiero que haga el público? 

¿Qué objeciones me pueden plantear? 

¿En qué razón o argumento se apoya mi demanda de acción? 

¿Tengo hechos o evidencias basados en mi experiencia concreta? 

¿Por qué va a interesar lo que propongo? 

¿Podemos visualizar los resultados? 

¿Qué beneficio obtendrá quién realice lo propuesto? 

¿Cómo voy a formular la acción?

¿Qué imprevistos pueden surgir?

luther

la persuasión (1)

CASTELLANO | EUSKARA

“¿en alguna ocasión nuestro objetivo es espantar o ponerle en contra al público?”

La comunicación en gran medida es persuasión. Siempre tenemos echada la caña de pescar. A veces vamos a informar, entretener, sensibilizar,….y de manera indirecta o sutil la persuasión está presente. Los discursos persuasivos están diseñados para cambiar las creencias del público o para motivar a los públicos a la acción. El discurso persuasivo pretende hacer creer algo o mover a alguien a realizar una acción.
Por ello, en este apartado vamos a hacer mención específica a la persuasión que pretende incitar a la acción. No se trata sólo de convencer, empatizar, qué estén conmigo,…Se trata de que hagan algo y pasen a la acción. Mejor invitar que tratar de arrastrar o empujar, porque nos puede alejar de las personas. Invita sin coacción, ofreciendo libertad absoluta para que vengan o hagan lo que pedimos o sigan otro camino.

Lo racional más lo emocional

En general lo que queremos es sumar, generar adhesiones y apoyos, que se reciban bien nuestras ideas,…es decir tenemos siempre la caña dispuesta para pescar. En mayor o menor medida general casi todas las intervenciones tienen un objetivo persuasivo. A veces para pasar directamente a la acción, otras para ir sembrando, hacer reflexionar, sensibilizar…..
En este caso vamos a centrarnos en quién, además de dar información y exponer ideas trata de sensibilizar para arrancar una acción. Se trata de provocar reacciones racionales (cerebro) y afectivas-emocionales (corazón), a un mismo tiempo. Razón y afectividad deben estar unidas en el discurso.

maya

Y mucho cuidado con decir “Vengo a convencerles,…” “Quiero persuadirles,…” “Es un error lo que pensáis,….” “Os estáis equivocando,…..” “Yo-vosotros,…….

La voz: cuidemos nuestra herramienta (4)

CASTELLANO | EUSKARA


Consejos útiles en el uso de la voz

Como complemento a lo comentado anteriormente en torno a la voz, os ofrezco una serie consejos que pueden ser útiles para optimizar su uso:

  • Empezar alto y fuerte, con la voz clara, denota autoridad, confianza y entusiasmo.
  • Utiliza frases cortas y limpias, facilitan la claridad en la dicción y un buen tono de voz
  • Evitar con carácter general empezar las frases con un volumen elevado e ir disminuyendo según se avanza, pues da la impresión que la parte final de las mismas carecen de importancia.
  • No ocultar los acentos locales, regionales, nacionales,….tratando de no exagerarlos, y garantizando la comprensión.
  • Precalentar los músculos de la boca minutos antes de hablar en público. Hacerlo en diferentes tonos y volúmenes. Estirar especialmente la lengua y el maxilar. Notaremos más fluidez desde el primer momento.
  • Darle descanso, permaneciendo en silencio tras haberla utilizado en público si hemos de continuar más adelante.
  • Mantener el cuerpo hidratado, bebiendo agua abundante con antelación para evitar la sequedad.
  • Mantener el micrófono siempre a la misma distancia de la boca, tras cerciorarnos de que el volumen es el adecuado.
7

La voz: cuidemos nuestra herramienta (3)

CASTELLANO | EUSKARA


Las pausas-silencios

 “El silencio es tras la palabra la segunda potencia del mundo”

Las pausas-silencios las incluimos dentro del uso eficaz de la voz. Aunque es un recurso que va más allá. Tienen sentido si son adecuadas al momento expresivo. Que no sean prolongadas, deben fluir en dosis mínimas, para no caer en la pedantería. ¿Cuál es la diferencia entre pausa y silencio? A veces se usan como palabras sinónimas. Diría que un silencio es una pausa más prolongada. En los momentos de silencio, hay que mirar al público. ¡¡No confundirlas con el lapsus!! ¿Para que sirven las pausas o silencios?

4
  • La transmisión y relación con el público, en lugar de paralizarse se intensifica
  • Ayudan a mejorar la respiración y a ralentizar la velocidad.
  • Son una excelente oportunidad para los cambios de registro en la voz.
  • Dan énfasis en medio de la frase. Refuerzan lo que decimos.
  • Rompen la monotonía generando expectación
  • Crean un mayor suspense
  • Ayudan a pensar y asimilar mejor al auditorio
  • Transmiten ideas, sentimientos, razonamientos,…
  • Dan emoción al discurso
  • Silencian el auditorio
  • Acompañan a una pregunta retórica sin respuesta
  • Ayudan a continuar después de una interrupción
  • Realzan una afirmación contundente, sin necesidad de dar un golpe sobre la mesa.
  • Preparan a escuchar con más atención las últimas palabras
  • Dan imagen de confianza, seguridad, credibilidad…

Un buen ejercicio de entrenamiento para naturalizar el uso de las pausas es utilizar frases cortas

5

Cuidado con las muletillas. Reducen la calidad de la presentación y restan credibilidad. Nos roban las pausas-silencios, y no hacen más que añadir ruido y oscuridad a la intervención. Escribirlas y tenerlas delante de nosotros en el guión o esquema, ayuda a tomar conciencia y erradicarlas de manera consciente.   A veces el orador busca en su cerebro cuál va a ser la palabra siguiente que quiere pronunciar y llena el silencio de muletillas expresivas ó sonidos como ehh, humm, mmm, …Ir preparado y con las ideas claras es uno de los mejores antídotos ante las muletillas.

La voz: Cuidemos nuestra herramienta (2)

CASTELLANO | EUSKARA


Conjugar tono, volumen y velocidad

El auditorio nos debe seguir sin esfuerzo nuestra intervención de principio a fin. Para evitar la monotonía, modificaremos y adaptaremos el tono, la velocidad y el  volumen de la voz. Una buena forma de dar viveza a la palabra consiste en jugar con el volumen, utilizando las subidas y bajadas, dentro de los límites de la audición, y con la velocidad de la expresión hablada. Enfatizar las palabras relevantes confiere autoridad y transmite confianza. Habla con entusiasmo y serás más convincente

Las posibilidades de expresión que ofrece el volumen de voz, con la utilización de todas las gamas posibles, desde el más alto al más sostenido, pueden combinarse con la velocidad y los distintos tonos y producir un buen efecto. Todas las posibles inflexiones de nuestra voz nos permiten dar sentido diferente a una frase ó a una palabra mediante el énfasis con el que la pronunciemos. Entonar bien desbloquea tu lenguaje corporal.

2

La monotonía supone la carencia de expresividad vocal, pues tono y volumen son constante, sin que haya diferencia entre palabras, ideas, frases,…Superarla requiere de práctica y entrenamiento conscientes. Es buen ejercicio, ensayar exagerando, ridiculizando, cambiando los tonos y el volumen. Con la ruptura de hábitos se adquiere una insospechada libertad de entonación. Adquirimos flexibilidad. Practica, grábate, escucha…y podrás decir lo que quieras y como quieras.

“Enfatizar no es otra cosa que subrayar lo importante, lo medular, lo que queremos que no pase desapercibido”

Cuidado con la velocidad. Más aún si tenemos algunos problemas de dicción. A la carrera es difícil transmitir un mensaje. Es preferible reducir y priorizar contenidos. Decir menos cosas con más énfasis y rotundidad. Hablar a la velocidad adecuada, con ritmo, además de facilitar la escucha, nos ayudará a pensar lo que vamos a decir con mayor claridad y exactitud. El público no debe hacer un esfuerzo añadido para entendernos. Lo tiene que tener fácil.

3

Cuidar la velocidad es compatible con los cambios de ritmo. Con velocidad adecuada, los cambios de ritmo ofrecen un buen contraste. Cambiar de ritmo ayuda a poner melodía a tus palabras. Las pausas y la hacerlo más despacio ayudan a un discurso más coherente y calmado. Disminuye tu estrés y el de la audiencia.

El entusiasmo es la pasión o emoción que se le da a la presentación. Cuando estoy convencido, creo que tengo algo valiosos que comunicar seré entusiasta. El entusiasmo atrae la atención del público y hace que las ideas se recuerden más. La señal más elocuente de entusiasmo es la expresividad vocal, es decir los contrastes de tono, volumen, velocidad.

La voz: Cuidemos nuestra herramienta (1)

CASTELLANO | EUSKARA


La entonación, el volumen, la claridad en la dicción… son elementos claves del discurso. A través de la voz, transmitimos entusiasmo, sinceridad, seguridad, dominio del tema… y todo lo contrario. La voz es esencial para la profesión de millones de personas. Nuestra voz es tan singular como nuestra huella digital. Es nuestra embajadora en el mundo exterior. Retrata nuestra personalidad y emociones.

Respirar bien, hablar mejor

Aprender a respirar para mejorar nuestra voz, es llevar aire al estómago. Y para ello es fundamental respirar. Respira, respira, respira… y comunicarás. Si queremos dar un salto cualitativo la clave es la respiración diafragmática. Requiere una práctica y entrenamiento especial. Si la voz es tu herramienta de trabajo… Para darle inflexión a la voz, subir y bajar, es preferible utilizar el diafragma y nunca la garganta.

“Si el mensaje viaja en el barco de mi voz, ella navega por el océano de mi respiración”

El diafragma es un músculo situado en la base de la caja torácica, que al expandirse y contraerse, genera un efecto de vacío, empleando la fuerza abdominal para llevar más aire a los pulmones. La respiración abdominal, que emplea el diafragma para respirar y no el pecho, es una de las técnicas respiratorias básicas que nos ayudará a mejorar nuestra respiración, nuestra salud… y nuestra  voz.

1

Lo que ocurre es que de manera natural respiramos por el pecho. Y es difícil naturalizar y utilizar habitualmente esta respiración con el diafragma. Requiere una gran práctica. Salvo que la voz sea algo esencial en nuestra profesión supone un esfuerzo y entrenamiento considerable de manera natural utilizar la respiración diafragmática. Una buena solución intermedia es la velocidad adecuada, las pausas,…y meter  aire suficiente a los pulmones.  Vamos a ser realistas y prácticos y vamos a optimizar nuestra voz con una velocidad adecuada, con pausas y respirando con normalidad. Cuanto más aire metamos a los pulmones mejor.

Naturalidad, fluidez y sosiego

Las palabras deben salir con naturalidad y a un ritmo que nos permita contactar con la audiencia sin que suenen atropelladas. Hablar rápido dificulta la comprensión. Una rapidez excesiva denota nerviosismo en el orador y crea ansiedad en la audiencia. Por el contrario, la lentitud ó parsimonia resta viveza y causa sopor. La expresión hablada debe combinar la fluidez con el sosiego, utilizando las pausas para dar énfasis a algunas frases, para mover a la reflexión o indicar un cambio de tema.

¿Conocemos nuestra propia voz? Tenemos que ser conscientes de la voz que tenemos y que podemos mejorarla. Como hemos comentado en lo relacionado con el lenguaje corporal, una buena fórmula es grabarnos y oírnos, para detectar posibles fallos y en su caso corregirlos. La mejor terapia es practicar y ensayar. La calidad de la voz es esencial.

Las energías. Los arquetipos.

CASTELLANO | EUSKARA


“Cada energía nos lleva a un tipo de lenguaje y expresión corporal y de la voz distintos”

Es una cuestión que puede ir perfectamente en este apartado o en el de la voz. Cada persona tenemos unas formas de energía. Saber utilizarlas es estar sintonizado y fluir con ellas. Es bueno estar atentos a ellas, a su calidad y cualidad. Podemos acceder y “conectarnos a las energías”. Es la habilidad de “meterse en…”. Es todo un entrenamiento. Tiene gran utilidad. Si tengo claro en cada momento lo que quiero o necesito conseguir…accedo a la energía idónea para ello.

¿Y qué relación tiene esto con las presentaciones en público? Las energías están relacionadas con el “como” expongo la presentación. Aparecer con fuerza, con solvencia, cercano, empático,…resulta muy útil. Lo bueno en las intervenciones en público, es utilizar las adecuadas a cada contexto, en función del público y del objetivo. Dentro de una misma intervención, se puede jugar con las distintas energías. Incluso es positivo  que haya un equilibrio entre ellas,… Lo que ocurre es que algunas de estas energías fluyen con naturalidad y otras las tenemos que trabajar más. La práctica y el entrenamiento consciente nos llevaran a adquirir la competencia inconsciente en el uso de las mismas.

En concreto vamos a hacer referencia a cinco energías y nos vamos a servir de ellas como “excusa” para ver distintas maneras de presentar un discurso:

  • Guerrero. Se entrega por entero a la causa. Te permite alcanzar los objetivos. El orden, la disciplina, la veracidad,… La firmeza de la postura del soldado, la afirmación de valores, diseña y ejecuta las acciones, establece límites, pone metas, establecer compromisos y autoridad. Protege el territorio. Cuida la hora, da instrucciones, manda deberes, establece reglas, persiste en sus propósitos. Cuida de su seguridad y de la de los demás. Lidia con la energía negativa, separando lo que está bien y mal. Habla con mucha energía. Utilizar la fuerza, la convicción, es útil para dirigir, liderar y pasar a la acción.
  • Amante. Vinculada al mundo de los afectos este arquetipo nos remite a la capacidad de acoger a los otros. Se acerca. Es más afectivo y emocional. Ayuda, colabora y va con la gente. Establece rapport y empatía. Plantea hacerlo juntos, busca la identificación… Es comprensivo, apoyador… de corazón. Acoge, escucha, consuela, genera confianza y respeto. Hay seducción en sus palabras. Goza del proceso y de sus resultados. Conecta con la capacidad de generar contextos para la acción: confianza, compromiso, entusiasmo. Habla con el tono de comprender, reconocer y empatizar. Comprender, reconocer, escuchar es útil para generar confianza y gestionar situaciones difíciles.
  • Profesor. Pensamiento lógico y racional. Explica, clasifica, analiza, demuestra….Está preocupado con el aprendizaje de las personas, es didáctico. Prioriza la comprensión intelectual, más técnica, con precisión, la lógica de las cosas… Hace preguntas, demostraciones,…para que la gente le entienda. Busca la perfección, enseña todos los pasos y detalles. Se interesa por los procesos de raciocinio. Habla de forma más rápida. Si puede, chequea a cada momento cómo los alumnos están aprendiendo. Habla con solvencia en un tono neutro. La solvencia, la precisión, la claridad dan una gran credibilidad.

“La solvencia, la precisión, la claridad dan una gran credibilidad”

  • Mago-sanador. Está ligado a la invención, al asombro, a la creación de nuevas posibilidades. Es capaz de encontrar nuevos caminos de solución allí donde la razón se ha topado con lo imposible. Es capaz de  sorprender a los seres humanos. Sana las dificultades. Es la energía de la transformación. Cuenta historias, cuentos, metáforas, que inducen a la reflexión. Utiliza el humor, hace teatro. Tiene pensamiento estratégico para motivar la innovación, creatividad y la imaginación.
  • Visionario. Utiliza grandes conceptos e ideas. La visión. Está enamorado de lo que hace. Apunta hacia el futuro. Prevé que cambiará el mundo con lo que está enseñando. Usa las nominalizaciones (esperanza, solidaridad, compromiso,…). Trabaja la motivación, la estimulación… Va más allá.

Guerrero

Amante Profesor Mago sanador Visionario

objetivos

cercana lógica invención visión

valores

afectiva racional asombro futuro

disciplina

emocional didáctica creación

motivación

firmeza empática precisa transformacion

estimulación

compromiso comprensiva aprendizaje innovación

solidaridad

positivo/a sentimiento chequea imaginación

esperanza

3

En definitiva, son energías arquetípicas, que están en todas las culturas humanas… Circulan independientemente de nuestra voluntad. Lo importante es saber utilizarlas, cuando es necesaria cada una de ellas. Cada uno de manera natural accede con más facilidad y utiliza más unas que otras. A unos les resulta fácil utilizar unas, pero les cuesta utilizar otras… Tener flexibilidad es saber utilizarlas, en las dosis adecuadas, a veces para dirigir y pasar a la acción (guerrero), escuchar y empatizar (amante), o para hacer comprender y facilitar la enseñanza-aprendizaje (profesor).

Leer la intervención

CASTELLANO | EUSKARA


Lenguaje oral para leer

Hemos de ser conscientes de la distancia que separa el lenguaje escrito del oral, y apostar sin vacilaciones por éste último. El lenguaje escrito no es reversible, es fugaz, pues no podemos volver sobre lo leído. Ello supone multiplicar los esfuerzos a favor de la claridad absoluta. Las reglas gramaticales son menos rígidas. Requiere preparación formación específica saber escribir textos adecuados para ser leídos en voz alta delante de un público. El lenguaje escrito está destinado a lectores y el oral a oyentes. No se puede escribir para quien oye como para quien lee. Requiere preparación específica saber escribir textos orales. Veamos detalles a tener en cuenta:

  • Frases cortas. Un máximo de 25 palabras.
  • Orden gramatical lógico. Sujeto-verbo-complemento.
  • Repetir-Reiterar-Redundar: Sobre todo lo esencial.
  • Traducir siglas, jergas, neologismos, extranjerismos…
  • Redondear datos y estadísticas…
  • Preferible el estilo verbal al nominal. Tiempos verbales cercanos al presente.
  • Crear imágenes gráficas: comparaciones, metáforas, refranes…
  • Adaptar el texto al modo de ser personal.

Darle vida al texto

Es el momento de interpretar y representar nuestro escrito. Y aquí el ensayo previo en voz alta,  también es muy necesario, para conseguir:

  • Modular la voz, enfatizar, vocalizar, poner ritmo…
  • Mantener la cabeza alta para proyectar mejor la voz.
  • Mirar al papel y al auditorio.
  • Utilizar la expresión de la cara y el lenguaje del cuerpo.
  • Que suene fresco, con garra y ameno.
  • Aprovechar las pausas previstas o las frases finales de cada párrafo para mirar al público.
  • Estar más confiado y poder desarrollar un mayor lenguaje corporal
  • Establecer las pausas, los ejemplos…

Leer es fácil. Leer bien delante del público, sin que pierda la atención y el interés es difícil.

Detalles técnicos de lectura eficaz

Al leer tengamos en cuenta detalles más técnicos como:

  • Utilizar papel fuerte tamaño folio y escribir sólo por una cara, a doble espacio, letra legible, con amplio margen derecho para posibles correcciones de última hora.
  • Numerar las páginas, no graparlas
  • No utilizar papel blanco brillante pues molesta su reflejo.
  • Colocar la hoja leída al lado en lugar de volverla y que haya espacio suficiente para ello.
  • Usar colores o subrayados para resaltar algo o para eliminar si hemos de abreviar.
  • Destacar el inicio de cada idea básica. Separar bien las distintas partes. No partir una frase entre dos páginas.
  • No estar quitando y poniendo las gafas salvo para conseguir algún efecto…
  • Mejor hacerlo sentado en una mesa o apoyado en atril.

Si cuando leemos, al menos nos atrevemos a efectuar algún comentario entre párrafos, contamos alguna anécdota o incidente… y le miramos al público nos lo agradecerá. ¿Prefieres leer o hablar en público? Si puedes no lo dudes, habla… cerca del público y de pie.

El ensayo previo

CASTELLANO | EUSKARA


La práctica hace al maestro

Presentarse ante un auditorio medio preparado, es cómo presentarse medio desnudo. En función de la importancia de la charla, del volumen de la audiencia, del impacto mediático de nuestra intervención… es muy recomendable hacer un ensayo previo. Es decir practicar la presentación completa, con especial énfasis en el “cómo”, sobretodo el lenguaje corporal y el tono de voz, cuya importancia es indiscutible para el éxito de la charla. Y para ello nos tenemos que meter en la charla de verdad. Y todo ello delante de la cámara de vídeo y no del espejo.

Tenemos que evaluar cuándo es más necesario ensayar y en qué medida. El ensayo previo nos servirá para:

  • Aumentar la naturalidad y espontaneidad
  • Mejorar la declamación del discurso: voz, lenguaje corporal, expresividad…
  • Detectar el tiempo, las deficiencias, las partes vulnerables… de la charla y estaremos a tiempo de corregirlo.
  • Probar los apoyos audiovisuales y su adecuación a la charla.
  • Clarificar las ideas en la mente
  • Recordar mejor, incluso memorizar y estar menos pendientes del guión
  • Ganar en seguridad y confianza. Percibir que lo hacemos mejor de lo que creemos, con lo que mejora nuestra autoestima.
1

Ensaya con la cámara de vídeo

Porque sólo hablando en voz alta descubriremos dónde están las dificultades, las piezas que creíamos conectadas, pero en realidad no lo están. Poner especial atención al ensayo del inicio y el cierre. La actitud, empatía, entusiasmo, ofrecer una impresión favorable y positiva… trascienden a los contenidos y los hemos de cuidar con sumo detalle. Un ensayo lo más aproximado posible a la charla real es una garantía de tranquilidad y una puerta abierta al éxito. Si somos capaces de caricaturizar y exagerar hasta el disparate, será un entrenamiento perfecto.

La cámara de vídeo es la mejor herramienta de aprendizaje, tu mejor profesor. Te muestra tal cual eres. Te costará acostumbrarte a verte las grabaciones. No reconocerás tu voz, verás muletillas, tics gestuales, habrá momentos de desánimo, verás tus fortalezas y debilidades… y en general saldrás fortalecido después de ver el ensayo en la cámara de vídeo. Con ella potenciarás tus fortalezas y pulirás las áreas de mejora. También es útil ensayar delante de personas que “hacen” de público. Olvídate de ensayar delante del espejo, es poco útil estar pendiente de los contenidos y del espejo.

¡¡Ojo!! de arrepentirnos de no haber hecho el ensayo previo, cuándo ya es tarde.

“El camino más seguro para llegar a la inspiración es la preparación”

2